Yo solía ser tú

De Kyoko Hamada.

Traducción del artist statement:

Kikuchiyo-san es un personaje ficticio. En vez de estar en mi zona de confort detrás de la cámara, soy el sujeto que enfrenta la lente. El ir y venir de Kikuchiyo-san en su propia casa y fuera en el mundo -y las naturalezas muertas que se van intercalando- me hacen recordar mi tendencia a reflexionar sobre cosas que tengo justo delante, así como cosas que nunca voy a entender.

La primera vez que me probé su peluca gris, el maquillaje de látex y su ropa, contemplé el espejo durante mucho tiempo. Mi reacción inicial fue sonreír, pero pronto empecé a sentirme incómoda. La cara arrugada que me devolvía fijamente la mirada se parecía a la mía con treinta años más. Cuando sonreía, me devolvía la sonrisa. Cuando hacía una mueca, ella también. Fue la primera vez que la conocí, pero era al mismo tiempo alguien que ya conocía bastante bien y alguien de quien no sabía nada.

A diferencia del sentimiento evocado por la pintura en “El retrato de Dorian Gray” de Oscar Wilde, mirar a Kikuchiyo-san en el espejo me hacía sentir una mezcla de humildad, humor y una tierna familiaridad. No sé exactamente cuándo empecé a interesarme por el envejecimiento, aunque se me ocurren diversas razones por las que ahora pienso en ello. Pequeñas pérdidas como la de mi café de la esquina favorito, sustituido por una cadena de droguerías, y encontrarme las primeras canas sueltas en el pelo. O, pérdidas mayores como la muerte de mi padre y el desastre de hace un año en marzo en Japón. En junio, Kikuchiyo-san habrá estado conmigo durante cuatro años; un recordatorio de que el tiempo y la vida están siempre en movimento.

Interesados en patrocinar este proyecto, por aquí!

No oculto nada

Preocupado por la gran corrupción política que existe en España, el reconocido Alberto Schommer ideó un proyecto fotográfico: retratar a los candidatos que se presentan al ayuntamiento y comunidad de Madrid mostrando la supuesta limpieza de sus manos. No todos los políticos aceptaron, quizá encontraron la propuesta un tanto pueril… Pero no lo es. Aparte de todo lo que puede llegar a comunicarse con su gestualidad, las manos muestran rasgos y capacidades personales, y será interesante ver cómo los sujetos, conscientes de ello o no, han afrontado esta “desnudez”. Desde hoy y hasta el próximo jueves en El país.

 

Serie de Retratos "No oculto nada" de Alberto Schommer - Begoña Villacís, candidata de Ciudadanos al Ayuntamiento de Madrid (Mayo de 2015)

Serie “No oculto nada” de Alberto Schommer – Begoña Villacís, candidata al Ayuntamiento de Madrid (mayo 2015)

 

Serie de retratos "No oculto nada" de Alberto Schommer - Manuela Carmena, candidata al Ayuntamiento de Madrid (mayo de 2015)

Serie “No oculto nada” de Alberto Schommer – Manuela Carmena, candidata al Ayuntamiento de Madrid (mayo 2015)

 

¿Hasta qué punto el fotógrafo guió la pose? ¿Probó con las manos a distintas alturas? ¿Y a colocar las palmas arriba?

La banda sonora de “Journey”

Preciosa y relajante música compuesta por Austin Wintory para el místico videojuego “Journey“, que propone unir a los desconocidos en lugar de enfrentarlos.

Sobre el proceso de trabajo del compositor:

(…) Las aspiraciones que thatgamecompany albergaba para este juego eran inmensas y tremendamente excitantes. Era el tipo de juego del que había soñado formar parte toda mi vida, especialmente de adulto. Y aún así, tan preparado como me sentía, como se vio después, su sueño de crear un juego que fomentara una conexión genuina entre dos personas dispares requirió una gran dosis de introspección por mi parte, y todas mis convicciones sobre la música y la composición fueron cuestionadas. Durante la mayor parte del tiempo (¡le dediqué tres años enteros!), tuve miedo de no estar a la altura y cumplir con un nivel remotamente parejo con aquello que thatgamecompany estaba creando. Y sinceramente, aún no estoy seguro, a pesar de la profundamente aleccionadora y  vivificante respuesta de los jugadores. (…)

Fuente: http://austinwintory.bandcamp.com/album/journey

Hiroh Kikai, fotógrafo “clásico”

El japonés Hiroh Kikai es un apasionado fotógrafo clásico: su obra se basa en el retrato entendido como un duelo entre dos sujetos, el que está delante y el que está detrás de la cámara. Retrato callejero pero aislando al sujeto del contexto para posibilitar que emerja su alma. Todo en riguroso blanco y negro. Y además sobre película fotosensible que revela en un cuartito de su casa. Sus retratos flotan en aquel universo atemporal que otros exploraron también, a saber, Diane Arbus, Walker Evans, August Sander, Richard Avedon…

hiroh-kikai1

hiroh-kikai2

En El País publicaron un artículo -con motivo de una exposición en Madrid (y que hasta mañana hay tiempo de ver)- donde daba detalles de su método de trabajo y filosofía:

(…) No lleva una idea premeditada. Necesita ver que el aura de alguien le dice: “¡Fotografíame!”. Entonces se acerca y le retrata, sin preparación. Explica que si lleva a la persona a un estudio pierde naturalidad y él quiere mostrar al ser humano como es. Si ve a su modelo muy tenso, utiliza el truco de decir que se ha encasquillado la cámara. Cuando el retratado baja la guardia y se relaja, Kikai dispara. Así saca la esencia del ser humano. Para él es fundamental que sus fotos sean atemporales, por lo que recurre al blanco y negro, que además es más sugerente, hace imaginar al espectador. Insiste en la importancia de sus retratados como seres individuales, de ahí sus fondos planos, neutros, para que la figura sobresalga.

(…) Compara a los pintores con los fotógrafos: “En un retrato se muestra tanto el alma del modelo como del que lo representa, ya sea a través de un disparo fotográfico o de los pinceles”.

Hiroh-Kikai3

Todos los retratos pertenecen a Persona (2003), una colección de retratos realizados en el barrio de Asakusa de Tokio, el cual Kikai ha explorado a fondo durante más de 30 años. Las fotografías se imprimieron en quadtone.

29 de abril, Día Internacional de la Danza

 

Hoy es el Día Internacional de la Danza desde que así fue establecido en 1982 por el Comité Internacional de la Danza del Instituto Internacional del Teatro ITI. Esta fecha conmemora el nacimiento de Jean-Georges Noverre (1727-1810), bailarín, coréografo y profesor francés, considerado el creador del ballet moderno. Cada año el ITI encarga la redacción de un mensaje que será leído en todo el mundo a una personalidad reconocida de la danza. El objetivo de la celebración es unir todas las danzas en este día para reivindicar esta forma de arte, su belleza, su importancia cultural y el enorme esfuerzo y disciplina de sus trabajadores, así como para recordar su universalidad.

En el vídeo podemos escuchar el Mensaje del Día Internacional de la Danza 2014, que fue encargado al bailarín y coreógrafo francés Mourad Merzouki, sobre un fragmento del espectáculo Boxe Boxe en el que aparece el bailarín Teddy Verardo (enlace al mensaje escrito y traducido al castellano).

Durante toda la semana se realizarán actividades por todo el mundo con motivo del DID’14. Algunas de las organizadas en España pueden verse aquí.

 

 

Sobre besar a desconocidos

 

Melissa Coker, diseñadora, y Tatia Pilieva, realizadora, pidieron a 20 desconocidos que se besaran y el resultado fue este vídeo para la colección de ropa Wren. Por cierto, Soko, la cantante, participó también como kisser.

(Des) Equilibrio en las nubes

El último reto de Skyliners, un grupo de franceses dedicados a realizar acrobacias en la naturaleza, nos ha dejado un bonito vídeo realizado por Sébastien Montaz-Rosset. El reto consistía slacklinear a 800 metros de altura entre 2 globos aerostáticos, y si se caían, pues nada, a volar…!

 

Más sobre Skyliners, por aquí.