Archive for the ‘ fotografía ’ Category

Yo solía ser tú

De Kyoko Hamada.

Traducción del artist statement:

Kikuchiyo-san es un personaje ficticio. En vez de estar en mi zona de confort detrás de la cámara, soy el sujeto que enfrenta la lente. El ir y venir de Kikuchiyo-san en su propia casa y fuera en el mundo -y las naturalezas muertas que se van intercalando- me hacen recordar mi tendencia a reflexionar sobre cosas que tengo justo delante, así como cosas que nunca voy a entender.

La primera vez que me probé su peluca gris, el maquillaje de látex y su ropa, contemplé el espejo durante mucho tiempo. Mi reacción inicial fue sonreír, pero pronto empecé a sentirme incómoda. La cara arrugada que me devolvía fijamente la mirada se parecía a la mía con treinta años más. Cuando sonreía, me devolvía la sonrisa. Cuando hacía una mueca, ella también. Fue la primera vez que la conocí, pero era al mismo tiempo alguien que ya conocía bastante bien y alguien de quien no sabía nada.

A diferencia del sentimiento evocado por la pintura en “El retrato de Dorian Gray” de Oscar Wilde, mirar a Kikuchiyo-san en el espejo me hacía sentir una mezcla de humildad, humor y una tierna familiaridad. No sé exactamente cuándo empecé a interesarme por el envejecimiento, aunque se me ocurren diversas razones por las que ahora pienso en ello. Pequeñas pérdidas como la de mi café de la esquina favorito, sustituido por una cadena de droguerías, y encontrarme las primeras canas sueltas en el pelo. O, pérdidas mayores como la muerte de mi padre y el desastre de hace un año en marzo en Japón. En junio, Kikuchiyo-san habrá estado conmigo durante cuatro años; un recordatorio de que el tiempo y la vida están siempre en movimento.

Interesados en patrocinar este proyecto, por aquí!

Anuncios

No oculto nada

Preocupado por la gran corrupción política que existe en España, el reconocido Alberto Schommer ideó un proyecto fotográfico: retratar a los candidatos que se presentan al ayuntamiento y comunidad de Madrid mostrando la supuesta limpieza de sus manos. No todos los políticos aceptaron, quizá encontraron la propuesta un tanto pueril… Pero no lo es. Aparte de todo lo que puede llegar a comunicarse con su gestualidad, las manos muestran rasgos y capacidades personales, y será interesante ver cómo los sujetos, conscientes de ello o no, han afrontado esta “desnudez”. Desde hoy y hasta el próximo jueves en El país.

 

Serie de Retratos "No oculto nada" de Alberto Schommer - Begoña Villacís, candidata de Ciudadanos al Ayuntamiento de Madrid (Mayo de 2015)

Serie “No oculto nada” de Alberto Schommer – Begoña Villacís, candidata al Ayuntamiento de Madrid (mayo 2015)

 

Serie de retratos "No oculto nada" de Alberto Schommer - Manuela Carmena, candidata al Ayuntamiento de Madrid (mayo de 2015)

Serie “No oculto nada” de Alberto Schommer – Manuela Carmena, candidata al Ayuntamiento de Madrid (mayo 2015)

 

¿Hasta qué punto el fotógrafo guió la pose? ¿Probó con las manos a distintas alturas? ¿Y a colocar las palmas arriba?

Hiroh Kikai, fotógrafo “clásico”

El japonés Hiroh Kikai es un apasionado fotógrafo clásico: su obra se basa en el retrato entendido como un duelo entre dos sujetos, el que está delante y el que está detrás de la cámara. Retrato callejero pero aislando al sujeto del contexto para posibilitar que emerja su alma. Todo en riguroso blanco y negro. Y además sobre película fotosensible que revela en un cuartito de su casa. Sus retratos flotan en aquel universo atemporal que otros exploraron también, a saber, Diane Arbus, Walker Evans, August Sander, Richard Avedon…

hiroh-kikai1

hiroh-kikai2

En El País publicaron un artículo -con motivo de una exposición en Madrid (y que hasta mañana hay tiempo de ver)- donde daba detalles de su método de trabajo y filosofía:

(…) No lleva una idea premeditada. Necesita ver que el aura de alguien le dice: “¡Fotografíame!”. Entonces se acerca y le retrata, sin preparación. Explica que si lleva a la persona a un estudio pierde naturalidad y él quiere mostrar al ser humano como es. Si ve a su modelo muy tenso, utiliza el truco de decir que se ha encasquillado la cámara. Cuando el retratado baja la guardia y se relaja, Kikai dispara. Así saca la esencia del ser humano. Para él es fundamental que sus fotos sean atemporales, por lo que recurre al blanco y negro, que además es más sugerente, hace imaginar al espectador. Insiste en la importancia de sus retratados como seres individuales, de ahí sus fondos planos, neutros, para que la figura sobresalga.

(…) Compara a los pintores con los fotógrafos: “En un retrato se muestra tanto el alma del modelo como del que lo representa, ya sea a través de un disparo fotográfico o de los pinceles”.

Hiroh-Kikai3

Todos los retratos pertenecen a Persona (2003), una colección de retratos realizados en el barrio de Asakusa de Tokio, el cual Kikai ha explorado a fondo durante más de 30 años. Las fotografías se imprimieron en quadtone.

El mapamundi de Vik Muniz

mapa-mundi-vik-muniz

WWW (Mapamundi), de la serie de imágenes de chatarra (2008). 249,2 x 101,6, C-Print digital.

Esta imagen forma parte de una serie de fotografías de grandes composiciones realizadas con materiales abandonados. Vik Muniz fotografía los distintos elementos en diagonal, lo que le obliga a crear una imagen distorsionada que sólo es “correcta” desde el punto de vista de la cámara. Aunque parecen imágenes de dos dimensiones, los elementos en primer plano son mayores que los del fondo. Con la serie, Muniz reflexiona sobre la naturaleza de los desechos: “lo que nos dicen acerca de nosotros mismos y acerca de nuestra actitud hacia el futuro”.

Nelson Mandela según Adrian Steirn

El último retrato de Nelson Mandela

Retrato realizado en el marco del proyecto 21 Icons de Adrian Steirn en casa de Nelson Rolihlahla Mandela (1918-2013) en Qunu (2011).

¿Otro tipo de pictorialismo?

“Keep them sweet” (2010) de Maisie Maud Broadhead (145 x 106,5 cm). Es una de las obras fotográficas que se exponen hasta el 20 de enero de 2013 en la National Gallery de London, dentro de la exposición Seduced by Art: Photography Past & Present. Esta fotografía hace referencia al óleo de Simon Vouet, “La Riqueza”, pintado entre 1635 y 1640 (actualmente en el Musée du Louvre). Aún siendo prácticamene iguales -dejando aparte los pañales-, llama la atención que la fotografía resulte más estática que la pintura.

Cara a cara en Valladolid

La Sala Municipal de Exposiciones San Benito de Valladolid inaugurará mañana miércoles la muestra ‘Cara a Cara‘, formada por más de un centenar de obras fotográficas pertenecientes a la prestigiosa Fundació Foto Colectania de Barcelona. Obras de creadores como Cristina García Rodero, Alberto García-Alix, Juan Manuel Castro Prieto, Català-Roca, Joan Colom, Gabriel Cualladó, Ramón Masats, Humberto Rivas, o Javier Vallhonrat podrán verse en esta muestra única “realizada especialmente para Valladolid”, según ha confirmado la Fundación Municipal de Cultura en un comunicado recogido por Europa Press.
La fotografía cambió la manera de mirar y pensar el arte por conceptos tan elementales como la captación del instante, el movimiento y la perspectiva y los retratos en la pintura también sufrieron a mediados del siglo XIX la transformación provocada por la fotografía: por un lado con la democratización de las Cartes de Visite y, por otro, por el cambio de paradigma que suponía posar durante segundos y no durante largas sesiones que duraban varios días.
Esta exposición nos recuerda que “la fotografía de retrato ha sido uno de los géneros más atractivos de este medio porque nos remite a algo muy próximo: nosotros mismos y los otros”.
Cara a cara‘, que podrá visitarse hasta el 13 de enero de 2013, quiere ser un repaso por diferentes subtemas de este género como los primeros planos, los retratos de grupo, la gestualidad corporal, los niños y adolescentes, los personajes célebres o los autorretratos y, además, es también un recorrido por la fotografía española desde los años 50 hasta hoy a través de la colección de la Fundació Foto Colectania.
Humberto Rivas repetía que en las sesiones fotográficas, precisamente por la consciencia del retratado ante la cámara, se establecía una disputa, a veces una dura lucha, entre la imagen que quiere mostrar el retratado y aquello que pretende desvelar el fotógrafo. Los fotógrafos saben que en este cara a cara suele haber un vencedor.