Entrevista a Ángel Corella

Entrevista al bailarín y coreógrafo español Ángel Corella, artista principal del American Ballet Theatre, que desde hace años lucha por el reconocimiento de la danza en España.

Àngel Corella: “Ahora veo más probable mi compañía en Catalunya”

Corella, ayer en Barcelona (la fuente original no cita al autor de la foto. Quizá sea la misma periodista que firma el artículo, Maricel Chavarría).

El bailarín y coreógrafo apuesta por que el Real y el Liceu tengan una compañía estable “como un Barça y un Madrid”

Procedente de Pekín y con un espectáculo que ha convencido ya en Nueva York y Los Ángeles, Corella llegó ayer a Barcelona – “es como volver a casa, y no es un tópico”- dispuesto a seducir de una vez por todas al público y a las administraciones. Y si Artur Mas está por la labor de rescatar el ballet clásico -según dijo el bailarín-, el público puede sucumbir al reparto masculino de excepción de este Corella Ballet Castilla y León. Hablamos de Herman Cornejo (en la suite de Raymonda), Fernando Bufala, Dayron Vera, Kirill Radev o Aaron Robinson, su nuevo fichaje. Dos piezas de Christopher Wheeldon y el Soleà que María Pagés creó para Corella y su hermana Carmen completan el programa que se verá del 21 al 30 de enero en el teatro Tívoli.

Dejó a Barcelona con hambre cuando anuló el año pasado por indisposición. ¿Los nervios de actuar en Catalunya?

Tenía tantas ganas de que todo saliera bien que al ponerme las mallas para salir al escenario me di cuenta de que se me había olvidado comer. Y tras el espectáculo me cogió un bajón de azúcar.

Cambio de signo en la Generalitat. ¿Está moviendo hilos para plantear de nuevo su escuela y compañía en Catalunya?

De momento nos apoya Castilla y León y hay que ser prudentes, pero siempre estaré listo para crear un Barcelona Ballet… Ahora la veo más probable: una gran compañía y una gran escuela en las afueras de la ciudad; esa era la idea. Catalunya se lo merece. Es incomprensible que Barcelona, entre las más importantes ciudades del mundo, no pueda disfrutar de ese evento cultural.

José Carlos Martínez al frente de la Nacional de Danza. ¿Qué haría usted en su lugar?

Me da pena. Cuenta sólo con gente que lleva mucho tiempo bailando contemporáneo y no hay presupuesto para renovarla. Y dicen que quiere echar mano de mis bailarines… Por eso ni me planteé presentarme a la candidatura: es una locura. Supongo que hará ballets de repertorio pero con neoclásico o contemporáneo; un Romeo y Julieta,tal vez, o ballets donde el cuerpo de baile no sea importante y se contrate a la pareja principal. Es un gran coreógrafo de neoclásico y habrá visto la oportunidad de realizarse.

¿Y cómo encara la crisis?

Nos apretaremos el cinturón hasta que pase. En sólo tres años nos hemos posicionado como compañía, una de las más frescas e innovadoras del mundo. La danza en España empieza a resurgir de sus cenizas. Los teatros ven que da más dinero que la ópera. Es incomprensible que seamos el único país sin compañía estable en ninguno de sus teatros líricos.

Y mientras tanto va creciendo la diáspora de bailarines…

En nuestra compañía casi el 80% son españoles. Natalia Tapia, de Zaragoza; Marta Ludevid, catalana… Aaron Robinson, que ha querido unirse y dejar el Birmingham Ballet, es de familia catalana. Pero no hay presupuesto para traerlos a todos. Cuando se consideren esas dos compañías como estables en el Real y en el Liceu, y que sea una especie de Barça y Madrid, se creará más afición.

¿Le vienen a buscar los bailarines o ejerce de ojeador?

Vienen ellos. Cuando oyes que hay gente buena en una compañía quieres formar parte de eso. En cada ciudad a la que vamos hay 6 o 7 bailarines audicionando y son fantásticos, pero es que no tengo más sitio para solistas. Aaron, que es una estrella, ha acabado aceptando un contrato de solista. Es impresionante la cantidad de gente que quiere formar parte del proyecto, no sé si por mí, por la energía de la compañía, por el repertorio… Lo cierto es que tengo una joya.

Esta vez no firma nada y sólo bailará una pieza, Soleà.

Tal vez baile en DGV: Danse à grand vitesse,con música de Nyman. Mi papel en For 4 lo he tenido que ceder porque si no no puedo bailar Soleà.Pero esta es un pas de deux muy completo: en la primera parte, tan flamenca, Pagés se dedicó mucho a los brazos; y en la segunda, empieza a taconear, a dar palmas y castañuelas. “Aquí haz uno de esos saltos de El corsario”,me decía.

Coinciden varias películas sobre danza. ¿Qué le parece Natalie Portman en Black swan?¿La contrataría?

Como bailarina no creo; como actriz es fantástica. Me impactó. Sí que incurre en clichés ese thriller, pero al final tiene sentido: interpretando un papel, hay momentos en que sientes una locura momentánea. Cuesta deshacerte del personaje. Sales de un Romeo y Julieta intenso y llegas a casa devastado, como si hubieras muerto…

por Maricel Chavarría, La Vanguardia 18 de enero de 2011

Enlaces de interés: sitio web oficial de Ángel Corella (en el momento de publicar este post, no funciona), pequeño vídeo-reportaje que incluye momentos de sus ensayos, y artículo de prensa original.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s