Entrevista a Gianni Berengo Gardin, fotógrafo

Transcripción de la entrevista realizada por Ima Sanchís para La Contra (La Vanguardia, 24 abril 2002) al fotógrafo y profesor Gianni Berengo:

Gianni Berengo Gardin, Fotógrafo de culto (MOMA, Biblioteca de París)

Cumplo 72 años. Nací en Santa Margherita Ligure, cerca de Génova, y he vivido en Roma, París y ahora Milán. Estoy casado y tengo dos hijos y una perra llamada Olivia. Soy de izquierdas y no soy creyente. Creo en la fotografía y me dedico a ella desde hace 45 años. Expongo una retrospectiva en la FNAC de L’Illa Diagonal de Barcelona.
– ¿La historia de la gente se refleja en su rostro?
– Sí, sin duda. El exterior siempre refleja el interior.
– ¿Y el destino también se encuentra en el rostro?
– Nunca se sabe lo que te puede deparar el destino. A menudo es muy traidor. Pero una cosa es cierta.
– ¿Qué?
– Algunas personas saben mirarte a los ojos de tal manera que te sientes desnudo, desenmascarado, en un segundo llegan a contenerte.
– ¿Y usted qué ve cuando se mira al espejo?
– La cara de un tipo que ha trabajado toda la vida en algo en lo que creía.
– Entonces, ¿ve una cara alegre?
– Sí, la fotografía me ha dado muchas satisfacciones, conocimiento y amigos. Hoy todavía trabajo desde las 7 de la mañana hasta las 7 de la tarde, pero si soy sincero…
– ¿Qué?
– En realidad lo que hago no es trabajar. Yo siempre he hecho lo que me ha interesado o divertido, lo que quería hacer… Lástima que el trabajo de reportero gráfico haya estado siempre tan mal pagado.
– Cuénteme usted la imagen que más le ha impactado.
– ¿En mi trabajo o en mi vida?

– ¿Usted hace ese tipo de distinciones?

– La verdad es que no, pero nunca lo había pensado. Me vienen a la memoria miles de imágenes, aunque hay una que persiste.
– ¿De qué se trata?
– En 1969 el psiquiatra Franco Basaglia me pidió que retratara las terribles condiciones en que vivían los enfermos mentales en los hospitales psiquiátricos italianos. Con mis fotos y las de Carla Cerati hicimos un libro, “Morire di classe”.
– ¿Y?
– Son situaciones que hacen que te plantees el sentido de esta vida. Hace muy poco, fotografiando a niños sordomudos y ciegos, tuve esa misma sensación.
– ¿A qué conclusión ha llegado después de todo lo vivido?
– ¿Sinceramente?
– Mejor.
– Pues a que vivimos en un mundo asqueroso, lleno de guerras, enfermedades y gente que se muere de hambre. Es un mundo feo en el que cada uno busca vivir de la mejor manera posible, y para mí eso consiste en intentar explicar a los otros ciertas cosas que pasan en el mundo.
– ¿Cree que la fotografía siguen siendo un medio idóneo de comunicación?
– Creo que hay que estar muy atento, porque un exceso de comunicación se convierte en incomunicación.. Ver demasiadas fotografías de niños famélicos hace que la gente se habitúe y la imagen pierde impacto.
– El impacto siempre se puede añadir con Photoshop.
– Yo no creo en las fotos retocadas ni digitalizadas. Los documentos no se deben embellecer ni transformar. A mí me interesa la realidad tal como es, y si hay una composición especial, es mérito mío.
– ¿Ninguna de sus fotos ha estado corregida o modificada?
– Eso pongo en todos mis libros. Yo quiero que el que mire mis fotografías lo haga sabiendo que esa es la realidad.
– ¿Y cómo definiría su manera de mirar?
– Unos ojos que sólo miran.
– ¿Está seguro de eso?
– A estas alturas sí, pero entiendo su duda, porque haciendo fotografía también se hace política. Aunque el fotógrafo no sea consciente de ello, está transmitiendo sus ideas. Hay que responsabilizarse de lo que uno hace.
– Eso implicaría comprender.
– Sí, por eso yo no estoy nada de acuerdo con ese dicho de “vale más una imagen que mil palabras”. La fotografía debe ir acompañada de un texto que especifique y puntualice lo que se está viendo, porque si no, la fotografía puede ser mal entendida.
– ¿Le ha ocurrido?
– Sí, hice un experimento: mostré la misma fotografía en dos colegios, uno italiano y otro chino, y fue leída de dos maneras completamente distintas porque cada uno las lee con su propia cultura.
– Escoja dos imágenes de su propia vida.
– El día de mi boda, el único en el que yo no hacía las fotografías. Fue muy embarazoso porque no sabía cómo comportarme. Pero mereció la pena, el apoyo y la compañía de mi mujer han sido fundamentales. Otra imagen importante es la que me abrió al mundo.
– ¿Una foto?
– Sí, la hice en Gran Bretaña, hacía mucho frío, pero ahí estaban: una pareja dentro de un Austin contemplando un mar crispado. No se miraban, no se hablaban, pero había un modo de comunicación entre ellos a través de la naturaleza, de la contemplación de ese mar y de ese cielo inmensos.
– Esa foto se expone en los mejores museos del mundo.
– Sí, conseguí captar ese momento casi místico entre esas personas y la naturaleza, algo difícil de explicar. Aunque yo no sea creyente, tengo mi propia religión: ser útil a los otros, ayudarlos con mis fotografías.
– ¿Por qué la estética de los años cincuenta es tan particular?
– Porque hay una ruptura respecto a todo lo precedente. Hasta entonces la fotografía se inspiraba en la pintura clásica. En los años cincuenta irrumpe el neorrealismo y la fotografía se liga al cine y a su búsqueda callejera. Pero en mi caso le diré que lo que más me ha influido fueron mis lecturas de adolescente: Hemingway, Steinbeck, Faulkner y sobre todo Dos Passos y su visión antiimperialista.
La Rúbrica
Sus ojos son verdes y pequeños; invitan al diálogo. Sus fotos también son próximas y de una refinada ironía. Es uno de los grandes. Expone en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, en la casa George Eastman de Rochester, en la Biblioteca Nacional francesa. Le interesa la fotografía narrativa y lo expresa diciendo que la máquina de fotos es como la pluma del periodista. La suya es una pluma con rúbrica. Su amigo Cartier Breson dice que se fotografía con el pensamiento. El de Gianni Berengo no tiene rincones oscuros, es nítido, de una magia rotunda. Es hijo de una suiza que le enseñó a no llorar y de un veneciano que poseía un lujoso hotel y al que la guerra arruinó. También es hijo de la literatura: William Faulkner, John Dos Passos…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s