Signmark y VITRIOL

Inspiración y admiración es lo que suelen despertar los individuos que traspasan límites, ya sean reales o aparentes, interiores o creados desde el exterior. Pienso en aquel bailarín prácticamente ciego o aquella debutante hemipléjica y afásica (Adolfo Colmenares e Isabel Palomeque, respectivamente) que danzaban perfectamente junto a otros bailarines en V.I.T.R.I.O.L. (Cia. Jordi Cortés). O en el rapero sordo, Signmark, que interpreta todos sus temas en lengua de signos al compás de las vibraciones de la música.

Tanto en VITRIOL como en Signmark subyace un grito de guerra, un grito que busca romper esa jaula de cristal donde sin querer colocamos a los “discapacitados” y que nos invita a reconocerlos como seres completos.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s