Vicente Todolí dejará la dirección de la Tate Modern

Vicente Todolí anunció el martes pasado su decisión de abandonar el cargo de director de la Tate Modern londinense tras siete años al frente de la misma, que celebrará el próximo mes de mayo el décimo aniversario de su apertura.

Tras trabajar siete años en el Instituto Valenciano de Arte Moderno, otros siete años en la Fundación Serralves de Oporto y siete más en la Tate Modern, Todolí necesita una pausa profesional que la capital británica ha recibido con sorpresa, dado que el museo se encuentra en muy buen momento, habiendo consolidado sus cinco millones de visitas anuales y su posición como uno de los centros de arte contemporáneo más importantes del mundo.

Vicente Todolí, hasta ahora director de la Tate Modern Gallery, en una fotografía de archivo de 2007 en Londres.- por Carmen Valiño

“Mi ciclo vital, por mi naturaleza, va de siete en siete, y ahora toca dejar esto, me tomaré 12 o 18 meses de paréntesis para visitar museos, estar conmigo mismo y estudiar ofertas, que no tienen que ser necesariamente la dirección de un museo. Yo me conozco, y sé que trabajo de forma intensa, no corro maratones, sino que salto 3.000 obstáculos, y ahora es el momento de hacer un alto en el camino”, explicó desde su despacho de una antigua central eléctrica junto al río Támesis.

En su legado deja gestas como haber introducido exposiciones de fotografía (Robert Frank fue el primero) y de arte latinoamericano (Frida Kahlo) o el haber colgado la colección de arte con criterios de unidad (cubismo o abstracto junto a sus opositores o derivados), en lugar de seguir la estructura tradicional cronológica.

“La nueva presentación de la colección fue lo primero que hice, ha sido bien aceptado por el ámbito profesional, pero ahora con la crisis no lo hemos podido cambiar todo”, reconoce. Todolí rechaza medir el éxito de una exposición por el número de visitantes porque, según él, “un museo no es hacer tele y estar pendientes de la audiencia, aunque también tenemos nuestras limitaciones porque tenemos un 40% de subvención del Estado y debemos generar el 60% de los gastos”. De la necesidad de financiar ese 60% surge la gran cantidad de restaurantes y tiendas con marca Tate.

Vicente acuñó la frase “morir de éxito” en el museo que en diez años se ha convertido en una de las principales atracciones de Londres. Necesita los dedos de las dos manos para contar el número de comités de asesoramiento de fundaciones y museos a los que pertenece, un trabajo compatible con el alto en el camino.

No será miembro del comité de selección que escogerá a su sucesor porque “me parecería muy feo que yo tuviese opinión ahí”. Su predecesor, Lars Nittve, dejó el cargo al cabo de un año por diferencias con Nicholas Serota, director de la red de museos Tate, quien, dicen manda mucho. Vicente no ha tenido ningún desacuerdo con él y no descarta la posibilidad de seguir colaborando con la Tate Modern en futuros proyectos.

Fuentes: los periódicos Público, El País y la revista digital Masdearte.com

Anuncios
    • IntensoVisual
    • 22/03/10

    Me parece un señor con criterio y además muy coherente. Comparto su opinión de que “corresponde al artista hablar de lo que le preocupa, de lo que le apasiona, de lo que le pesa emocional e intelectualmente. Yo voy siempre detrás del artista, nunca paralelo y nunca por delante. Me puede interesar más o menos pero lo que no se puede cuestionar es la libertad de actuación del artista.”

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s