Entrevista al fotógrafo Jay Dickman

laContra-cabecera

Jay Dickman, premio Pulitzar, fotoperiodista de ‘National Geographic’

“Yo soy el ojo de la historia”

por LLUÍS AMIGUET – La Vanguardia, 22/09/2008

Tengo 59 años: ahora, al ver una foto sé si perdurará. Soy de Texas. Casado con Rebecca, también fotógrafa y muy comprensiva con mis ausencias. Cuando veo algunas fotos de mis alumnos pienso: “Ojalá fuera mía”, y me alegro. Mi cámara es la llave para entrar en muchas vidas.

National Geographic me envió al delta del Yukon a fotografiar a los yupik…

¿Los esquimales?

¡No los llame así! Se enfadan muchísimo. Ellos se llaman yupik. Estuve un año y con ellos. Los yupik se han negado a abandonar su modo de vida tradicional: siguen cazando focas y ballenas con un arpón. A mano.

¿Por qué a mano si hay escopetas?

Porque siempre lo han hecho así, y así mantienen un equilibrio con el entorno y afirman su identidad. La prueba es que el alcohol y las drogas han diezmado otros grupos indígenas del Ártico que han abandonado sus modos tradicionales de vida, y los yupik, en cambio, mantienen a su población sana.

Ya les llegarán los vuelos low cost.

¡No! Se preocupan de tener al turismo alejado y rechazan la tentación del dinero fácil: aquello es la inmensidad ártica todavía. Los yupik mantienen su historia por tradición oral y combinan las enseñanzas tradicionales con la escuela. Aún son una comunidad.

Suena idílico…

Lo que yo trato de demostrar con mis fotos no es que sea idílico, sino que mantener su modo de vida es la única forma de no convertirse en marginados: orgullo e identidad o invasión turística, marginación y miseria.

He googgleado sus fotos: no se olvidan.

Cada situación tiene un momento decisivo, y éso es lo que busco: congelarlo y convertirlo en imagen. Si lo consigo, en ese momento yo soy el ojo de la historia. Y esa imagen ya será inolvidable para quien la vea.

Puede filmar vídeo y elegir imagen.

¡Éso es laboratorio! Y no da el mismo resultado que el de un fotógrafo buscando ese momento. Piense en el 11-S…

Fácil.

¿Qué recuerda? ¿Un texto? ¿Una película?

¡Usted recuerda una imagen! Ahora mismo tiene una foto del 11-S en la mente: todos tenemos la misma.

Es verdad.

¡Ésa es la foto! Ése es mi trabajo. Las historias pueden ser los yupik, El Salvador – donde gané el Pulitzer-, la Superbowl o los papúes en Nueva Guinea… Cada una tiene su instante congelado que usted recordará cuando le hablen de ellos.

Puede ser la foto de la historia o la de mis historias.

¡Exacto! Pero nuestra memoria no recuerda secuencias asociadas a un hecho, sino una imagen… Por éso… ¡haga fotos de familia! Son sus instantes, son su vida: no se los pierda.

O vídeos.

Fotos. Esa imagen le acompañará siempre.

¿Cómo sé que ésa es la foto?

Las fotos que hace son como las visitas en casa: hay algunas que tienes ganas de que desaparezcan pronto y otras que no te cansas de mirar.

¿Qué está haciendo ahora?

Llevaba unos años duros: año y medio en el Yukon y dos años trabajando en un reportaje sobre el clima en el planeta…

¿Qué dice su parienta?

Tuve el acierto de casarme con otra fotógrafa: por lo menos, sabe de qué va. Rebecca comprende que no puedo volver a casa hasta estar seguro de tener las mejores fotos jamás hechas sobre el asunto que me encargan. Éso es tiempo.

Y suerte de que le paguen las dietas.

Además, en medio de un trabajo, a menudo he de hacer un paréntesis de un par de semanas porque me encargan la Copa del Mundo de esquí o una Superbowl o un programa de microgranjas del Banco Mundial en Marruecos… Y al llegar a casa de Papúa tengo dengue, o sea, que a meterme en la camita…

¿Qué tal se lleva con los plumillas?

¿Los periodistas que escriben? Tenemos un pacto: ellos explican su historia con palabras y yo la mía con imágenes. Las publicamos juntas, pero son diferentes, aunque no contradictorias, porque los dos contamos la misma verdad.

¿No se cansa del vagabundeo?

¿Cansarme de mi cámara? Sería como cansarme de vivir. Esta cámara es la llave que me abre la vida de la gente: papúes, yupik, la superestrella del esquí, el actor más glamuroso o el mejor delantero de fútbol…

Si logra mantener su prestigio.

Esta cámara es un pasaporte que abre sus casas, sus vidas, sus familias y su intimidad – a veces, sus corazones- a mi curiosidad. Ni el tipo más millonario del planeta puede comprar una llave tan preciosa como ésta.

¿Qué hace ahora?

Aprendo. Es decir, enseño. El National Geographic tiene ocho barcos que van del Ártico al Antártico con científicos y viajeros… Y fotógrafos. Intento aprender con ellos.

Me han dicho que hoy ha estado en la Costa Brava.

Estos días doy un taller de fotografía aquí en Sant Cugat: vienen alumnos de todo el mundo. Hago estos talleres en muchas pequeñas ciudades. ¡Cuántas veces veo sus fotos y me digo: “Ojalá esta foto de este chaval hubiera sido mía”!

¿Espera algún otro Pulitzer?

Sólo estoy preocupado por el futuro de la prensa, hoy en manos de gestores y no de periodistas. Me dieron el Pulitzer cuando trabajaba en el Dallas Time Herald…

¿Periódico local?

Excelente diario de élite. A veces, fletábamos aviones privados para cubrir una noticia: hoy internet nos devora.

“Yo soy el ojo de la historia”
Retrato de máquina

Aunque lo de “ojo de la historia” puede sonar presuntuoso, Dickman no lo es en absoluto: la prueba es, como ven, que cuando le pido un autorretrato, en realidad lo que hace es retratar su cámara. Pueden leer la entrevista, pero obtendrán más placer de la atenta contemplación de lo que cuentan las propias y googleables fotos de Dickman. Ustedes juzgarán si logra realizar su obsesión de congelar el instante para siempre en nuestra memoria. Sus aventuras intentando detener el tiempo darían para varias entrevistas, pero sobre todo aprendo de ellas que el buen fotógrafo no es el que logra una sonrisa para la foto, sino el que sabe sonreír – y a veces llorar- para que le dejen hacerla.

Para conocer su trabajo, aquí está el enlace a su web.

Anuncios
  1. 12/03/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s